¿Qué puede causar dolor en el ano?

El dolor en el ano puede ser señal de diferentes condiciones patológicas como hemorroides, fisura anal, cáncer de recto, entre otras. Es importante observar los demás síntomas que acompañan el dolor anal para poder identificar la causa de este.

Algunas causas del dolor anal son:

  • Hemorroides internas: Puede causar dolor anal en caso de trombosis o cuando la persona hace mucho esfuerzo para evacuar, provocando el prolapso de la hemorroide. Los grados más avanzados pueden causar incontinencia fecal y secreciones, provocando irritación y picazón en el ano;
  • Hemorroides externas: Provoca dolor en el ano al evacuar y al sentarse. Son visibles y palpables;
  • Fisura anal: Causa dolor al evacuar, con presencia de sangre fresca en las heces o perceptible al limpiarse con papel higiénica. La fisura aguda provoca ardor en el ano durante la evacuación;
  • Proctalgia fugaz: Enfermedad funcional benigna del recto y ano de causa desconocida, cuyo síntoma principal es un dolor en el ano que puede ser intenso pero rápido, sin relación con las evacuaciones y que suele durar algunos minutos. El dolor puede surgir en cualquier momento del día y, cuando ocurre en la noche, puede despertar al paciente durante la madrugada. Se siente como un espasmo o calambre;
  • Absceso: Dolor pulsante o continua acompañado de inflamación en la región alrededor del ano y de síntomas generales como fiebre, pérdida de apetito, debilidad;
  • Cáncer rectal: Además del dolor en el ano y recto, provoca también síntomas como no poder evacuar o una sensación de que la evacuación fue incompleta, sangre en las heces, alternancia entre estreñimiento y diarrea, cólicos, pérdida de peso sin causa aparente, entre otros.

El dolor en el ano puede ser tratado de diferentes maneras dependiendo de su causa. Lo más aconsejable en estos casos es consultar a un proctólogo o médico general.

Última actualización el 27 de Abril de 2018 a las 04:15 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados