¿Qué puede causar una convulsión?

Entre las principales causas de convulsión están:

  • Fiebre alta en niños de menos de 4 años;
  • Intoxicaciones por alcohol, drogas, productos químicos, entre otros;
  • Efectos colaterales de medicamentos;
  • Infecciones como VIH, meningitis, entre otras;
  • Epilepsia;
  • Hipoglucemia (niveles bajos de azúcar en la sangre);
  • Traumatismo craneal;
  • Tumor cerebral;
  • Hemorragia;
  • Falta de oxígeno en el cerebro.

De acuerdo con el grupo de edad, las causas más comunes de convulsión son:

  • Bebés recién nacidos (menos de 1 mes):
    • Falta de oxigenación cerebral durante el parto;
    • Hemorragia intracraneal;
    • Traumatismo craneal;
    • Infección del sistema nervioso central, como meningitis;
    • Trastornos metabólicos, como hipoglicemia (poca azúcar en la sangre), hiponatremia (poco sodio en la sangre) e hipomagnesemia (poco magnesio en la sangre);
    • Enfermedades genéticas.
  • Bebés de 1 mes a 1 año de edad:
    • Convulsiones febriles;
    • Enfermedades genéticas;
    • Infección del sistema nercioso central, como meningitis.
  • Adolescentes (12 a 18 años):
    • Trauma;
    • Enfermedades genéticas;
    • Infección;
    • Tumor cerebral;
    • Uso de drogas ilícitas.
  • Adultos jóvenes (18 a 35 años):
    • Trauma;
    • Abstinencia de alcohol;
    • Uso de drogas ilícitas;
    • Tumor cerebral.
  • Adultos no jóvenes (más de 35 años):
    • Enfermedad cerebrovascular;
    • Tumor cerebral;
    • Abstinencia de alcohol;
    • Trastornos metabólicos (uremia, insuficiencia hepática, trastornos hidroelectrolíticos, hipoglicemia).

Las convulsiones son contracciones involuntarias de la musculatura de alguna parte o de todo el cuerpo, causadas por alteraciones de la actividad eléctrica del cerebro. Generalmente tienen una duración de 3 a 5 minutos.

Los principales síntomas que caracterizan una convulsión son:

  • Espasmos musculares violentos e incontrolables;
  • Labios azulados;
  • Palidez intensa;
  • Ojos volteados hacia arriba;
  • Pérdida de la consciencia;
  • Salivación abundante y dientes “trabados”.

Los casos de convulsión deben ser evaluados por un neurólogo.

Última actualización el 5 de Mayo de 2018 a las 06:43 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados