Calambres en la pantorrilla: causas y tratamiento

¿Cuáles son las causas?

Los calambres en la pantorrilla pueden ser causados por deshidratación, mala condición física, mala alimentación, falta de calcio y potasio o bien embarazo.

El calambre es una contracción muscular involuntaria, violenta y exagerada, que provoca dolor intenso y “paraliza” la parte afectada. El calambre ocurre cuando el músculo deja de tener las condiciones ideales para una contracción muscular normal.

El calambre en la pantorrilla sucede con frecuencia durante la noche, a veces mientras la persona duerme o cuando los músculos están relajados después de haber hecho ejercicio físico intenso. Sin embargo, el calambre también puede ocurrir  durante la práctica de actividad física.

Entre las principales causas de calambres en la pantorrilla está:

  • Actividad física intensa;
  • Deshidratación durante esfuerzos prolongados (p. ej. una carrera);
  • Embarazo, debido al aumento de peso y las alteraciones de postura naturales durante esta fase, que aumentan el esfuerzo de los músculos en la pantorrilla, además de la disminución temporal de los niveles de calcio en el organismo de la mujer;
  • Alteración en los electrolitos del cuerpo, que son sales minerales que actúan directamente en la contracción muscular, tales como el calcio, magnesio y sodio;
  • Fractura o estrés en los huesos de la pierna, que pueden provocar una contracción muscular involuntaria alrededor de la lesión a manera de protección;
  • Mal de Parkinson, enfermedades que afectan al nervio responsable de la contracción muscular, enfermedades musculares;
  • Varices e insuficiencia venosa;
  • Falta de preparación física derivada de largos periodos sin hacer ejercicio;
  • Falta de vitaminas B1, B5 y B6;
  • Medicamentos diuréticos, medicamentosd para la hipertensión arterial.

¿Qué hacer en caso de calambres en la pantorrilla?

  • Jale lenta y suavemente de la punta pie hacia arriba, en dirección contraria a la contracción muscular. Si no logra hacerlo solo, pida ayuda a alguien;
  • Respire hondo y continúe con el movimiento hasta que el dolor y el espasmo desaparezcan;
  • No haga movimientos bruscos para intentar vencer el calambre, ya que podrá empeorar el problema;
  • No haga estiramientos durante el calambre para evitar lesiones en la musculatura.

Después del calambre

  • Aplique una compresa caliente durante 20 minutos;
  • Masajee la zona con movimientos circulares durante algunos minutos;
  • Haga estiramientos de pantorrilla. Recuerde que los estiramientos deben mantenerse por 30 segundos para ser efectivos.

¿Cómo prevenir los calambres en la pantorrilla?

  • Aumentar el consumo de alimentos ricos en sodio, potasio, calcio y magnesio, como tomate, plátano, lácteos, col, espinaca y brócoli;
  • Beber al menos 2 litros de agua al día;
  • Practicar actividad física regularmente, por lo menos 3 veces por semana;
  • Hacer estiramientos antes y después de hacer ejercicio.

En caso de que los calambres persistan y sean muy frecuentes, lo más indicado es consultar a un médico familiar o ir directo con un ortopedista, para que la causa del calambre sea identificada y tratada.

Última actualización el 27 de Mayo de 2018 a las 06:05 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados