Beneficios y maleficios del café

El consumo moderado de café (de dos a cuatro tazas al día) tiene un efecto positivo en la prevención de enfermedades como la depresión, cirrosis hepática, Alzheimer, asma, diabetes tipo 2, cálculos biliares, cáncer intestinal, ciertos tipos de dolores de cabeza y mal de Parkinson. Además, previene el consumo de drogas y alcohol, así como mejora la atención y el desempeño mental.

El café contiene vitaminas, minerales, antioxidantes que combaten los radicales libres y cafeína, el principal alcaloide activo del café, que es absorbida rápidamente y llega al cerebro en aproximadamente 20 minutos después de su ingesta, donde aumenta la influencia del neurotransmisor dopamina.

La cafeína es un estimulante y como tal puede interferir en el sueño y causar insomnio. Su uso durante el embarazo es contraindicado, debido a que aumenta el riesgo de aborto y malformaciones congénitas. El uso regular de cafeína puede causar adicción y dejar de tomar café en estas situaciones ocasiona síntomas de abstinencia como dolor de cabeza, fatiga, irritabilidad, dificultad para concentrarse y rigidez muscular.

El consumo exagerado puede traer algunos maleficios, como el efecto diurético y la pérdida de vitaminas y minerales, causando un debilitamiento del organismo. Por otro lado, tiene una relación directa con la enfermedad fibroquística que es precursora del cáncer de mama. Puede causar irritación de la piel y otras enfermedades dermatológicas como verrugas y psoriasis, así como favorecer la aparición de pólipos intestinales. Finalmente, aumenta la producción de ácido clorhídrico en el estómago, causando gastritis y úlceras, además de acidez.

Última actualización el 9 de Mayo de 2018 a las 06:02 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados