bulto en la oreja

Bulto en la oreja: qué puede ser y cómo retirarlo

Posibles causas de bulto en la oreja

Los bultos en la región de la oreja pueden tener varias causas, desde ganglios linfáticos inflamados hasta quistes benignos o malignos, como cáncer.

Los ganglios linfáticos están presentes en todo el cuerpo y forman parte del sistema de defensa del organismo, actuando en las áreas cercanas a ellos.

Por lo tanto, cualquiera infección en el oído, garganta, boca o cuero cabelludo puede provocar un aumento de los ganglios localizados cerca de la oreja, dejándolos hinchados, con el aspecto de un bulto. Cuando la infección es curada, los ganglios retoman su tamaño normal.

Otras posibles causas de la aparición de bultos en la oreja son:

  • Quistes epidérmicos: aparecen al nacimiento y presentan una evolución lenta y benigna;
  • Lipomas: tumores benignos formados en el tejido grasoso justo debajo de la piel;
  • Quistes pilosos o sebáceos: surgen debido a alteraciones de las glándulas sebáceas de la piel, siento más comunes en el cuerpo cabelludo. También son benignos;
  • Carcinoma basocelular o epitelioma basocelular: es un tipo de cáncer de piel que puede invadir el cartílago y los huesos, aunque raramente causa metástasis (diseminación del cáncer hacia otros órganos del cuerpo).

Puede ser necesario hacer una biopsia (extracción de células para ser analizadas en laboratorio) para confirmar el diagnóstico.

Tratamiento y remoción

Para remover los bultos de la oreja es necesario, en primer lugar, determinar su origen y naturaleza (ya que puede ser un ganglio linfático, quiste benigno o maligno).

Los ganglios linfáticos están presentes en todo el cuerpo, forman parte del sistema de defensa del organismo y actúan en las regiones cercanas a ellos. Así, una infección en el oído, garganta, boca o cuero cabelludo puede causar un aumento de los ganglios linfáticos localizados cerca de la oreja, haciendo que se hinchen y aparezca un bulto en esa zona. En estos casos, no es necesario retirarlos, ya que generalmente vuelven a su tamaño normal una vez curada la infección.

Otras causas de aparición de lesiones en esta región son: quistes epidémicos, lipomas y quistes pilosos o sebáceos. Estos bultos pueden ser retirados a través de una pequeña cirugía, que se puede realizar en el consultorio del médico o en un quirófano.

El carcinoma basocelular, por su parte, se origina en las células de la piel (epiteliales) y puede invadir otras capas, cartílagos y huesos y, en casos más extremos, alcanzar órganos más alejados. Se trata de un tipo de cáncer de piel. Se remueve por medio de una cirugía, radioterapia, quimioterapia y medicamentos locales, dependiendo de cada caso.

Última actualización el 30 de Octubre de 2018 a las 04:25 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados