el mango y sus beneficios

El mango y sus beneficios

El mango es una fruta tropical rica en vitaminas A, C, minerales (potasio, cobre y hierro), betacaroteno y fibra. De cada 100 gramos de mango, 13 son carbohidratos, 2 son fibra, 1 es proteína y prácticamente no contiene grasa. El valor calórico por cada 100g es de 50 calorías.

Beneficios del mango

Sensación de saciedad

Debido a que contiene una importante cantidad de fibra, el mango pasa más tiempo en el estómago siendo digerido. Esto hace que uno se sienta lleno por más tiempo, promoviendo la pérdida de peso.

Mejora el tránsito intestinal

Las fibras presentes en el mando ayudan a la buena formación del bolo fecal y a la regularización del funcionamiento intestinal. Las personas con problemas de estreñimiento, por lo tanto, pueden verse beneficiadas al consumir mando.

Ayuda a controlar la diabetes

El índice glucémico es la velocidad en que los carbohidratos que ingerimos son absorbidos y provocan un aumento de los niveles de glucosa en la sangre. El índice glucémico del mando se encuentra en un rango medio cuando se consume puro. No obstante, el índice glucémico puede bajarse al agregar yogurt descremado o kéfir al mango, haciendo que la absorción de sus carbohidratos se vuelva más lenta, evitando así los picos de glucosa e insulina. Esto ayuda a controlar el nivel de azúcar en la sangre y evitar el aumento de grasa.

Reduce el colesterol

El alto contenido de fibra y la pectina presente en el mango reducen la absorción de los carbohidratos en otros alimentos, ayudando así a reducir los niveles de colesterol.

Protege la salud ocular

Al ser rico en vitamina A (retinol) y zeaxantina, el mango ayuda a prevenir enfermedades oculares. La vitamina A ayuda a tener una buena vista y a prevenir la ceguera nocturna. La zeaxantina, por su parte, es un carotenoide que ayuda a evitar la degradación de la mácula ocular.

Previene el envejecimiento precoz

La acción antioxidante de la vitamina E y de los carotenoides, responsables de la coloración naranja del mango (betacaroteno), ayuda a evitar daños provocados por la producción de radicales libres y contribuye a prevenir el envejecimiento precoz.

Ayuda a prevenir el cáncer

Estudios han demostrados que los polifenoles presentes en el mango contribuyen a evitar el crecimiento de células cancerígenas en el colon y mamas, sin alterar las células saludables. La pectina, por su parte, juega un papel en la prevención del cáncer de próstata. En la actualidad se realizan estudios para confirmar estos descubrimientos.

Fortalece el sistema inmunológico

Las vitaminas A y C fortalecen el sistema inmunológico, reforzando las defensas el organismo contra infecciones y manteniendo un buen estado de salud general.

La vitamina A protege la salud de la piel y mucosas, que son nuestras primeras barreras de defensa contra diferentes tipos de infecciones. La vitamina C, por su lado, combate el cáncer y el envejecimiento, además de contribuir al mantenimiento de los vasos sanguíneos.

Consumo de mango para perder peso

Por su bajo índice glucémico y alto contenido de fibra, el mango es un buen aliado para aquellas personas que buscan perder peso.

No obstante, el mango por sí solo no garantizará bajar de peso. Para ello será necesario llevar una dieta equilibrada y realizar actividad física. Se debe procurar, además, consumir el mango natural, sin añadir azúcar, ni en jugos, ya que se pierde buena parte de las fibras.

Consumo de mango para ganar masa muscular

Las altas concentraciones de vitamina A y C en el mango lo convierten en un alimento ideal para aumentar la masa muscular.

La vitamina A participa en el rompimiento de las proteínas en aminoácidos. Loa aminoácidos son moléculas que ayudan en la construcción del tejido muscular. Además, están relacionados al almacenamiento del glucógeno, que es una de las principales formas de energía utilizadas por nuestro cuerpo.

La vitamina C está directamente relacionada al metabolismo de los aminoácidos y participa en la formación del colágeno. El colágeno, a su vez, juega un papel importante en el mantenimiento de las articulaciones. Contribuye, también, en la producción de ciertas hormonas, en la absorción del hierro y, por su acción antioxidante, ayuda a eliminar los radicales libres.

Última actualización el 14 de Julio de 2019 a las 10:50 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados