Bartolinitis: causas y tratamiento

Índice de Contenidos

Causas

La bartolinitis es causada por la obstrucción con inflamación de una o ambas glándulas de Bartolino, que son dos glándulas accesorias de los genitales externos femeninos (localizadas en ambos lados de la vagina), que cumplen la función de lubricar la región vaginal, principalmente durante el acto sexual. Cuando la obstrucción ocurre sin infección, se forma un quiste de Bartolino, que generalmente es asintomático y puede resolverse espontáneamente. Ocasionalmente, el líquido atrapado dentro del quiste se infecta (por bacterias), con formación de pus rodeado por tejido infectado e inflamado (absceso); a esta condición se le conoce como bartolinitis aguda.

La infección de la bartolinitis aguda puede ser causada por diferentes tipode c bacterias, como Neisseria gonorrhoeae (gonococo, causante de la gonorrea) y Chlamydia trachomatis (clamidia), que son sexualmente trasmisible, así como por bacterias del tracto intestinal (generalmente Escherichia coli) o de la piel (por lo general Staphylococus aereus, aunque también estreptococos).

Tratamiento

El tratamiento de la bartolinitis agua suele exigir el drenaje del contenido purulento y el uso de antibióticos, además de baños de asiento:

  • Tratamiento con antibióticos: Se realiza en todos los casos para agilizar el tratamiento y prevenir nuevos episodios. Es importante determinar la bacteria causante de la bartolinitis. Si los exámenes revelan una enfermedad de transmisión sexual, puede ser necesario tratar también a la pareja para asegurar que no habrá reinfección.
  • Baños de asiento: Sumergirse en una bañera con agua tibia (unos cuantos centímetros son suficientes) ayuda a aliviar el dolor y favorece el drenaje espontáneo (eliminación de pus y bacterias). El baño de asiento puede y debe realizarse varias veces al día, junto con el uso de antibióticos. Esta práctica debe mantenerse hasta la mejora completa de los síntomas.
  • Drenaje quirúrgico: En los casos en los que la bartolinitis está más avanzada, la paciente experimenta un grado de dolor elevado y presenta dificultades para caminar o sentarse; por lo que es necesario realizar un drenaje del absceso. El drenaje puede realizarse en el consultorio del médico. Se usa anestesia local, aunque, en ocasiones, la inflamación e infección son tan severas que este no es suficiente para aliviar el dolor. Se realiza una incisión local para auxiliar en el proceso del drenaje.
  • Marsupialización: Cuando los quistes causan incomodidad excesiva y surgen recurrentemente, es aconsejable recurrir a la marsupialización después de la resolución del cuadro agudo. Este método es altamente eficaz y permite preservar la glándula de Bartolino. La marsupialización consiste en abrir el quiste y exponer sus bordes, estos son posteriormente unidos a la piel del vestíbulo, de cada lado del corte, creando así una abertura permanente.
  • Bartolinectomía: Cuando ninguno de los procedimientos anteriores es eficaz y las recidivas se vuelven frecuentes, el médico podrá decidirse por la remoción cmopleta de la glándula de Bartolina. No obstante, esto solo ocurre en casos extremos. Este procedimiento se realiza en un hospital, con anestesia raquídea.

Para evitar la bartolinitis y formación de quistes, se recomienda el uso del preservativo en las relaciones sexuales, así como mantener una buena higiene íntima. Sin embargo, no hay una manera definitiva de evitar la aparición de quistes de Bartolino.

En caso de sospecha de bartolinitis, consulte a su ginecólogo.

Última actualización el 15 de Abril de 2018 a las 12:52 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados