Qué es la autohemoterapia

Autohemoterapia: riesgos y beneficios

¿Qué es es la autohemoterapia?

La autohemoterapia es un recurso terapéutico que consiste en la aplicación intramuscular de sangre del propio paciente. En este procedimiento, se retiran de 5 a 20 mililitros de sangre del antebrazo del paciente y se aplica inmediatamente en el músculo del brazo o glúteo.

Cuando el volumen de sangre es grande (20 ml), se divide entre el brazo y el glúteo. Las aplicaciones se hacen cada 7 días, para que la cantidad de macrófagos (células de defensa) se mantenga aproximadamente 4 veces mayor de lo normal.

En teoría, la sangre, al entrar en contacto con el músculo, provoca una reacción de rechazo, estimulando al sistema inmune a enviar a la zona a los macrófagos, que son responsables de mantener los tejidos libres de cuerpos extraños.

Los macrófagos actúan en la defensa del organismo contrainfecciones, “comiendo” y destruyendo a los microrganismos invasores, además de cooperar con los glóbulos blancos (linfocitos T y B).

¿La autohemoterapia funciona?

La autohemoterapia no es reconocida por los organismos internacionales de salud (incluyendo la OMS), debido a que no hay estudios ni investigaciones científicas que respalden o demuestren los beneficios de esta práctica.

Debido a esto, sus posibles efectos secundarios y complicaciones son desconocidos, lo cual puede poner en riesgo la salud de los pacientes.

Cabe mencionar que esta práctica no tiene nada que ver con la hemoterapia, que es un procedimiento practicado por hematólogos.

¿Cuáles son los beneficios de la autohemoterapia?

Los supuestos beneficios de la autohemoterapia están relacionados con el aumento de la cantidad de macrófagos (células de defensa). Con este aumento de macrófagos, la autohemoterapia promete tratar diferentes enfermedades, desde acné hasta el cáncer, o incluso bajar de peso.

Se sabe que los macrófagos desencadenan una poderosa acción contra los virus, bacterias e incluso contra las células cancerígenas.

Basándose en esto, los adeptos de la autohemoterapia dicen que este método es capaz de curar diferentes enfermedades, como acné, úlcera estomacal, cáncer, alcoholismo, diabetes, esclerosis múltiple, hipertensión arterial, obesidad, entre otras.

No obstante, no hay evidencia científica que demuestre que los pacientes sometidos a este tipo de tratamiento hayan presentado mejoras o hayan quedado curado de estas enfermedades.

¿Cuáles son los efectos secundarios y riesgos de la autohemoterapia?

El principal riesgo de la autohemoterapia es el riesgo de infección, que, en algunos casos, puede convertirse en una infección generalizada y provocar la muerte del paciente.

Esta infección puede ser causada por bacterias que están en la piel o en el ambiente, que muchas veces no cumplen con las condiciones sanitarias adecuadas.

El hematoma que se forma después de la aplicación es un foco propicio para que las bacterias crezcan y se multipliquen.

Para saber más sobre la autohemoterapia y sus riesgos, consulte a un médico hematólogo.

Última actualización el 15 de Julio de 2019 a las 09:14 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados