¿Cuál es la diferencia entre arritmia benigna y maligna?

La diferencia entre una arritmia benigna y una maligna es que las primeras (benignas) ocurren en la parte superior del corazón (atrios) y, a pesar de interferir en los latidos cardiacos, raramente causan la muerte. Las arritmias malignas, por su parte, suelen ocurrir en la parte inferior del corazón (ventrículos) y pueden causar muerte súbita.

La arritmia maligna más grave es la fibrilación ventricular (paro cardiaco), ya que provoca muerte cerebral en pocos minutos y es la principal causa de muerte súbita.

Sin embargo, lo que hace a una arritmia benigna o maligna es, principalmente, la presencia de enfermedades cardiacas, como infarto, enfermedad de Chagas e insuficiencia cardiaca.

Una persona con arritmia cuyo corazón está libre de otras enfermedades puede recibir tratamiento para su arritmia o bien convivir con ella sin complicaciones, dependiendo de la intensidad. No obstante, la presencia de enfermedades cardiacas puede volver la arritmia maligna.

Las arritmias malignas también pueden ocurrir debido a problemas genéticos que afectan la conducción de los impulsos eléctricos en el corazón. Este tipo de arritmia es más común en personas jóvenes, que ya nacen con el problema.

¿Cuáles son los síntomas de la arritmia (benigna y maligna)?

La mayoría de las arritmias, sean benignas o malignas, no causan síntomas. Cuando están presentes, sin embargo, suele ser en las arritmias más graves, que pueden incluir:

La arritmia cardiaca puede tratarse y curarse. Acuda con un cardiólogo en caso de desmayos, cansancio, mareo o latidos acelerados sin motivo aparente.

Última actualización el 13 de Septiembre de 2018 a las 08:48 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados