¿Por qué tenemos antojos de determinados alimentos?

Cuando tenemos antojo o nos apetece un determinado alimento, puedo ser una señal del cuerpo de que necesitamos ingerir ciertos nutrientes. Puede ser una vitamina, un mineral, o bien azúcar, grasa o proteínas.

Estos nutrientes esenciales no son producidos producidos por el organismo y deben ser obtenidos a través de la alimentación. El querer comer estos alimentos es una forma en la que el organismo compenza esta carencia nutricional.

Querer comer dulces, por ejemplo, puede significar una deficiencia de cromo, un mineral relacionado con el metabolismo de la glucosa, colesterol y grasa. Sin embargo, puede significar también una caída de azúcar en la sangre.

Por otra parte, tener antojo de alimentos salados normalmente indica una falta de zinc, mineral que actúa en el sistema de defensa del cuerpo.

Tener hambre en horarios poco habituales, como de madrugada o poco después de haber comida, puede indicar hipoglicemia, que es una falta de azúcar en la sangre. Al ser la glucosa la principal fuente de energía del cuerpo, el organismo envía la señal de hambre para que la persona coma y sus necesidades energéticas sean suplidas.

Es importante recordar que el azúcar (glucosa) es el único alimento de las neuronas, que son las células del cerebro. Por ello, el cerebro y todo el sistema nervioso necesitan de este nutriente para poder fucionar adecuadamente. Basta pasar 5 minutos sin glucosa para que las células cerebrales mueran.

No obstante, cabe recordar que el azúcar también promueve la sensacion de placer y bienestar, que hace que muchas personas coman dulces para compensar la ansiedad, el estrés y la depresión. En exceso, esto puede causar obesidad y diabetes.

Es común que las mujeres, durante el síndrome premenstrual, debido a las alteraciones hormonales, sientan un deseo mayor de comer dulces y chocolate.

Durante el embarazo, es común que la mujer tenga antojos de ciertos alimentos, lo cual está relacionado con lo que hemos mencionado, pues el feto se está formando y requiere de todos los nutrients necesarios para el buen funcionamiento de sus células.

Cuando los antojos son persistentes, lo ideal es consltar a un nutriólogo para que se identifiquen las carencias nutricionales y sean debidamente tratadas.

Última actualización el 1 de Mayo de 2018 a las 07:40 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados