¿Los anticonceptivos pueden debilitar los huesos?

El anticonceptivo inyectable puede debilitar los huesos de las mujeres premenopáusicas que utilizan este método a largo plazo.

La píldora anticonceptiva, por su parte, tiene un efecto contrario, ya que protege a la mujer de la pérdida de calcio óseo que ocurre después de los 40 años, ayudando a prevenir la osteoporosis.

Debido a que causa pérdida de masa ósea, volviendo los huesos más débiles, la inyección anticonceptiva no debe ser usada por mujeres que presentan factores de riesgo de osteoporosis, como:

  • Alcoholismo;
  • Tabaquismo;
  • Uso crónico de medicamentos como anticonvulsivos y corticoides;
  • Historia familiar de osteoporosis;
  • Peso inferior a 57 kg y bajo índice de masa corporal (IMC < 19);
  • Trastornos alimenticios como bulimia y anorexia;
  • Enfermedades del metabolismo óseo;
  • Enfermedades crónicas como artritis reumatoide, mal de Parkinson, hipertiroidismo.

Además, se recomienda que todas las pacientes que utilicen el anticonceptivo inyectable lleven un consumo adecuado de calcio y vitamina D.

Informe a su ginecólogo en caso de tener alguno de los factores de riesgo para desarrollar osteoporosis antes de iniciar cualquier tratamiento con anticonceptivos hormonales orales o inyectables.

Última actualización el 7 de Mayo de 2018 a las 07:36 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados