¿Qué riesgos causa la anemia profunda durante el embarazo?

La anemia gestacional aumenta el riesgo de complicaciones, como parto prematuro, bebé con peso bajo, problemas cognitivos en el bebé y muerte fetal o del recién nacido. Una embarazada con anemia profunda también tiene más probabilidad de presentar hemorragias antes y después del parto, lo cual aumenta el riesgo de muerte materna.

La anemia disminuye la resistencia de la mujer a infecciones y aumenta en hasta 3 veces la probabilidad de complicaciones en el embarazo y en el parto. Si no es tratada, durante el posparto, la anemia puede causar una disminución de las funciones cognitivas y de las habilidades físicas de la mujer, además de aumentar su estrés e inestabilidad emocional.

El hierro participa en el desarrollo del cerebro del feto y es importante para las funciones cognitivas del recién nacido. La falta de hierro puede dañar permanentemente el cerebro y perjudicar la inteligencia, cognición y comportamiento del niño, no solo en su infancia sino durante toda su vida.

Alrededor del 40% de las embarazadas presenta cierto grado de anemia; de estos casos, más de la mitad son causados por deficiencia de hierro. Esto ocurre porque, durante el embarazo, el cuerpo de la mujer requiere hasta 6 veces más hierro. Cuando no se obtiene suficiente hierro de la alimentación, el organismo lo buscará en las reservas del cuerpo, causando anemia.

El tratamiento y prevención de la anemia durante el embarazo son importantes para prevenir complicaciones y proteger la salud y la vida de la madre y el bebé.

Para más información sobre los riesgos y maneras de tratar la anemia durante el embarazo, hable con su obstetra.

Última actualización el 31 de Marzo de 2018 a las 04:44 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados