Anemia falciforme: qué es,síntomas y tratamiento

¿Qué es la anemia falciforme?

La anemia falciforme es una enfermedad hereditaria que afecta las células rojas de la sangre. Estas células, conocidas como eritrocitos, son responsables de transportar el oxígeno hacia los diversos tejidos del cuerpo.

En aquellas personas que padecen anemia falciforme, los eritrocitos tienen una forma de hoz. Debido a esta alteración, el transporte del oxígeno se limita y la persona podrá presentar ciertas complicaciones.

Al nacer, la anemia falciforme puede ser diagnosticada por medio de la prueba de talón. En edades posteriores, esta anemia podrá ser investigada a partir del cuadro clínico y confirmada por exámenes de laboratorio, como por ejemplo, la electroforesis de hemoglobina.

La anemia falciforme puede causar diversos síntomas, entre ellos:

  • Crisis dolorosas;
  • Dolores articulares;
  • Palidez;
  • Cansancio;
  • Ictericia;
  • Atraso en el crecimiento;
  • Heridas en las piernas.

A partir del diagnóstica de la anemia falciforme, el paciente deberá llevar un tratamiento para mantener una calidad de vida adecuada, controlar los dolores y prevenir infecciones

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la anemia falciforme pueden ser:

  • Crisis dolorosas provocadas por la oclusión de los vasos sanguíneos;
  • Dolor articular;
  • Falta de aire;
  • Palidez;
  • Cansancio;
  • Ictericia;
  • Fiebre;
  • Taquicardia;
  • Úlceras en las piernas;
  • Priapismo (erección continua del pene sin estímulo sexual)
  • Reducción de la agudeza visual, pudiendo llevar a la ceguera;
  • Hinchazón en las manos y pies, principalmente en niños;
  • Aumento del bazo;
  • Desmayos;
  • Retraso en el crecimiento y maduración sexual;
  • Infecciones diversas;
  • Accidente cerebrovascular (derrame cerebral);
  • Problemas neurológicos, cardiovasculares, renales y pulmonares;
  • Cálculos biliares.

La anemia falciforme es una enfermedad hereditaria que afecta las células rojas de la sangre.

La prueba de talón es una herramienta importante para la detección temprana de la anemia falciforme.

¿En qué consiste el tratamiento?

La anemia falciforme no tiene cura, aunque al ser detectada es posible llevar un tratamiento constante para darle al paciente una buena calidad de vida.

El objetivo del tratamiento de la anemia falciforme es controlar las crisis dolorosas que la persona pueda presentar, además de prevenir posibles infecciones en diferentes órganos.

Para eso, el paciente deberá llevar una alimentación saludable y proteger debidamente sus miembros inferiores contra posibles heridas haciendo uso de medios y zapatos adecuados.

Además de eso, es fundamental mantener una buena hidratación bebiendo agua y otros líquidos.

En situaciones de dolor, se recomienda el uso de analgésicos y antiinflamatorios para el control del dolor. En algunas situaciones, podrá ser necesaria una transfusión de sangre.

El trasplante de médula ósea ha demostrado ser una vía importante para el tratamiento y cura de la enfermedad. Sin embargo, por la dificultad que representa encontrar donadores compatibles, esta no es una opción viable para todas las personas con anemia falciforme.

Última actualización el 6 de Septiembre de 2018 a las 10:16 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados