alprazolam

Alprazolam: qué es y para qué se usa

Qué es el alprazolam

El alprazolam forma parte de la familia de las benzodiazepinas y se usa para tratar trastornos de ansiedad y sus síntomas, como el nerviosismo, boca seca, angustia, dificultad para concentrarse, irritabilidad, insomnio, taquicardia, sudor en las manos, entre otras manifestaciones físicas y psíquicas.

Funcionamiento

El alprazolam, al ser una benzodiazepina, tiene un efecto depresor en el sistema nervioso central. Dependiendo de la dosis y del tiempo de uso, puede llegar a mejorar cuadros de ansiedad y angustia, así como síntomas que afectan las tareas cotidianas, como la soñolencia, problemas de memoria, entre otros.

El alprazolam es un medicamento de rápida absorción, por lo que sus efectos se manifiestan al poco tiempo de ingerirlo.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios más comunes son:

  • Sedación;
  • Soñolencia.

Otros efectos secundarios que pueden manifestarse incluyen:

  • Falta de apetito, depresión;
  • Desorientación, disminución de la libido, falta de coordinación motora;
  • Mareos, dolor de cabeza;
  • Estreñimiento y náuseas;
  • Cansancio, irritabilidad.

Para saber más sobre este medicamento, consulte a su médico. No se automedique.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados