¿Cómo aliviar los cólicos menstruales?

Una manera de aliviar los cólicos menstruales es acostándose en posición fetal con una bolsa de agua tibia en la parte inferior del abdomen y permanecer en reposo. Acostarse boca arriba, con las piernas dobladas y las plantas de los pies apoyadas en el piso y balancear los muslos lentamente de un lado al otro también puede ayudar a aliviar los cólicos.

Hacer actividad física regular ayuda también contra el dolor causado por los cólicos, ya que se liberan endorfinas, que actúan como analgésicos naturales del organismo.

El yoga, las técnicas de relajación, la consciencia corporal, el biofeedback y la acupuntura pueden ser útiles para algunas mujeres.

En cuanto a medicamentos, los antiinflamatorios como el ibuprofeno y el ácido mefenámico (Ponstan®), o los antiespasmódicos como la butilescopolamina (Buscapina, Buscopan®) pueden usarse.

El uso continuo de anticonceptivos (píldora, inyección, DIU, anillo vaginal o parche) reduce el flujo menstrual y alivia los dolores mensuales de los cólicos.

Cuando los cólicos son muy intensos o no se alivian con ninguna de estas medidas, se recomienda acudir con un médico para una evaluación más detallada.

Medicamentos para aliviar los cólicos

Algunos de los medicamentos que pueden usarse para los cólicos menstruales son:

  • Ibuprofeno;
  • Ácido mefenámico (Ponstan®);
  • Butiescopolamina (Buscapina, Buscopan®);
  • Clorhidrato de papaverina (Atroveran®).

El ibuprofeno y el ácido mefenámico son medicamentos antiinflamatorios que también ayudar a aliviar el dolor de los cólicos.

La butiescopolamina y el clorhidrato de papaverina son remedios antiespasmódicos. El segundo tiene además una acción analgésica.

El uso continuo de anticonceptivos, ya sea píldora, inyección, DIU o parche, también pueden aliviar los cólicos y disminuir el flujo menstrual.

¿Es normal sentir cólicos menstruales fuertes?

Los cólicos menstruales fuertes y persistentes no se consideran normales, ya que pueden ser síntomas de enfermedades, como endometriosis, pólipos uterinos, enfermedad inflamatoria pélvica, leiomioma uterino, entre otras.

Este tipo de cólicos menstruales son conocidos como dismenorrea secundaria y tiende a empeorar con la edad. El dolor de este tipo de cólicos es severo y persiste durante todos los días del periodo, además de que está asociada a otros síntomas, como dolor durante las relaciones sexuales y sangrado menstrual prolongado.

Los cólicos típicos del periodo son conocidos por los médicos como dismenorrea primaria y no está relacionada con ninguna enfermedad. Estos dolores pueden comenzar horas antes o poco después del inicio del flujo menstrual y durar algunas horas o días. Con el paso de la edad, la dismenorrea primaria tiende a ser menos frecuente.

El uso de medicamentos para los cólicos debe ser prescrito por el ginecólogo, En caso de cólicos intensos y persistentes, acuda con el médico.

Última actualización el 12 de Septiembre de 2018 a las 10:13 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados