¿Qué alimentos deben evitar las personas con gastritis?

Las personas que padecen de gastritis deben evitar consumir alimentos y bebidas que puedan causar irritación en la mucosa del estómago o aumentar la producción de ácido estomacal. En general, se debe evitar todo lo que contenga cafeína, como el café, té negro y chocolate, bebidas alcohólicas, lácteos, alimentos grasosos, condimentos fuertes, frutas y refrescos ácidos, así como dulces.

Algunos alimentos y bebidas específicos que deben ser evitados son:

– Carnes rojas: res y cerdo;

– Embutidos: chorizo, jamón, salchicha, salami, etc;

– Alimentos procesados y congelados: hamburguesa, nuggets de pollo, pizza, papas fritas;

– Alimentos grasosos: alimentos empanizados, fritos o con mantequilla;

– Condimentos, salsas y aderezos fuertes: pimiento/chile/ají, ajo, cebolla, vinagre, salsa de tomate, salsa picante, salsa de soya, nuez moscada, canela, mostaza, kétchup;

– Bebidas: bebidas alcohólicas, bebidas grasosas, refrescos;

– Cafeína: Café (excepto descafeinado), té negro, té verde, mate, chocolate;

– Dulces en general: chocolate, ponche de frutas, leche condensada, jaleas, mermeladas, caramelos.

También es importante evitar los alimentos demasiado calientes para no empeorar la inflamación (la gastritis es una inflamación en el estómago) y no mascar goma, que aumenta la secreción de jgo gástrico.

Las personas con gastritis no deben pasar mucho tiempo sin comer, ni ‘saltarse’ comidas. No es bueno pasar más de 4 horas sin comer nada. Lo ideal es hacer entre 5 y 6 comidas por día.

Es importante recordar que es necesario masticar lenta y cuidadosamente los alimentos y no comer demasiado ni comer alimentos muy grasosos poco antes de dormir.

El gastroenterólogo es el especialista que podrá proporcionarle más información sobre la alimentación en caso de gastritis.

Última actualización el 2 de Junio de 2018 a las 11:42 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados