Alcoholismo: ¿Cómo tratarlo e identificarlo?

Los principales síntomas del alcoholismo son el consumo compulsivo de grandes cantidades de bebidas alcohólicas y el deseo incontrolable de beber alcohol. Además de eso, cuando pasa tiempo sin beber, el adicto manifiesta señales del síndrome de abstinencia, como irritabilidad, temblores, sudor, ansiedad y náuseas.

Lo que caracteriza a una persona alcólatra no es el tipo de bebida o la cantidad que alcohol que consume, sino su necesidad incontrolable de beber.

Quienes sufren de alcoholismo normalmente pierden el control cuando comienzan a beber y no pueden parar. Después de un tiempo sin consumir bebidas alcohólicas, presentan síntomas de abstinencia, que reflejan su dependencia del alcohol.

Con el tiempo, el adicto se va tornando cada vez más tolerante a los efectos del alcohol y necesita dosis cada vez mayores para embriagarse.

El tratamiento del alcoholismo puede incluir medicamentos para dejar de beber, desintoxicación, asesoramiento en grupo y psicoterapia.

Los medicamentos normalmente disminuyen el deseo de beber y los efectos agradables que produce el alcohol en el adicto. Existen medicamentos que potencializan los efectos de la resaca, inhibiendo psicológicamente el consumo de bebidas alcohólicas.

La desintoxicación consiste en la retirada de alcohol con acompañamiento médico, de manera que los síntomas del síndrome de abstinencia sean controlados.

Uno de los programas de asesoramiento en grupo más conocidos es el de los Alcohólicos Anónimos. Se trata de un grupo de autoayuda, con amplia experiencia en la rehabilitación de casos de alcoholismo.

La psicoterapia tiene como objetivo abordar los motivos psicológicos que puedan estar detrás de la dependencia del alcohol, además de ayudar al adicto con estrategias para cambiar su comportamiento y crear mecanismos defensivos en situaciones de presión interior y exterior que lo lleven a beber.

Sin embargo, para comenzar a tratar el alcoholismo es fundamental que la persona reconozca su vicio. Algunos programas de rehabilitación disponen de asesoramiento conyugal y terapia familiar, una vez que el desarrollo de la familia puede ayudar mucho en la recuperación.

El tratamiento del alcoholismo es multidisciplinar, pudiendo incluir al psiquiatra, psicólogo, asesoramientos y servicios sociales.

Última actualización el 12 de Junio de 2018 a las 03:16 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados