Adenocarcinoma: qué es, síntomas y tratamiento

¿Qué es el adenocarinoma?

El adenocarcinoma es un tumor maligno, que se deriva de las células glandulares epiteliales secretoras. Este tumor puede afectar diferentes órganos del cuerpo humano, como pulmones, intestinos, páncreas, hígado, cuello del útero, mamas, esófago, estómago, próstata, vesícula biliar, entre otros.

Los adenocarcinomas son, por lo general, un tipo de cáncer agresivo. Su remoción quirúrgica es bastante difícil, por lo que el pronóstico suele ser desfavorable.

No se sabe con precisión cuáles son las causas del adenocarcinoma. Sin embargo, parece haber una relación entre este tipo de tumor con condiciones como el tabaquismo (cáncer de pulmón), edad avanzada, reposición hormonal (cáncer de mama), calidad de la alimentación (cáncer del tracto gastrointestinal) y antecedentes de cáncer en la familia.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas del adenocarcinoma dependerán mucho del órgano afectado. Dependiendo de su localización, puede pasar mucho tiempo antes de que los adenocarcinomas se desarrollen al grado de presentar síntomas. Dado que los adenocarcinomas pueden afectar muchos órganos diferentes, los síntomas varían mucho:

  • Tos con sangre, falta de aire, dolor torácico y pérdida de peso: adenocarcinoma de pulmón;
  • Sangre en las heces, anemia, dolor abdominal, diámetro de las heces alterado y alteración del hábito intestinal (estreñimiento y diarrea): adenocarcinoma de colon;
  • Sangrado vaginal, dolor en las relaciones sexuales, flujo vaginal oscuro y con mal olor: adenocarcinoma de cuello uterino;
  • Dolor abdominal, ictericia y pérdida de peso: adenocarcinoma de páncreas;
  • Pérdida del apetito y de peso, mareos, sensación de estómago lleno, intolerancia a carnes y otros alimentos de digestión más lenta y anemia: adenocarcinoma de estómago;
  • Bulto en el seno, ganglios de la axila inflamados, secreciones espontáneas que salen del pezón: adenocarcinoma de mama.

El diagnóstico puede realizarse por medio de pruebas de imagen, como rayos-X y tomografías; cuando es posible, se debe realizar una biopsia para realizar el diagnóstico histológico (que clasificará el cáncer en poco, moderadamente o bien diferenciado). Generalmente, los adenocarcinomas bien diferenciados tienen un mejor pronóstico que aquellos poco diferenciados. Una vez descubierto, se debe iniciar el tratamiento inmediatamente, ya que los adenocarcinomas son de progresión rápida y tienden a esparcirse con facilidad por otras partes del cuerpo.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento del adenocarcinoma consiste en la remoción quirúrgica del tumor y los cuidados de los posibles daños que haya causado. Cuando el diagnóstico es tardío, la cirugía puede no ser una opción, por lo que se tiene que recurrir a la quimioterapia y/o radioterapia, que pueden también complementar a la cirugía en casos menos avanzados.

Cuando es descubierto al inicio, dependiendo del órgano atacado y del grado de diferenciación, la cura es posible; sin embargo, solamente se puede haber de cura después de un seguimiento clínico y radiológico de por lo menos cinco años.

El médico que llevará a cabo el diagnóstico y tratamiento depende del área afectada. El oncólogo podrá prescribir el tratamiento con quimio y radioterapia. En el caso de los tumores de mama, cuello uterino y vagina, se debe consultar a un ginecólogo; tumores pulmonares – neumólogo; tracto gastrointestinal – gastroenterólogo o proctólogo.

Última actualización el 20 de Abril de 2018 a las 06:00 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados